Necesidades de los Organismos Operadores

Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 22.00.31

Por: Ing. Estanislao Galván Vega.

“El desarrollo económico de las sociedades requiere de servicios que posibiliten la operatividad de la comunidad. Desde tiempos ancestrales las sociedades primitivas cambiaron su vida sedentaria y se asentaron en las márgenes de ríos y cuerpos de agua, con la idea de satisfacer la primera y más elemental necesidad, que ha sido siempre la disponibilidad de agua para los servicios más elementales.”

Hoy en día, los requerimientos de servicios públicos se han ido diversificando y sofisticando, y después de los servicios de agua potable, alcantarillado, saneamiento, limpieza pública, alumbrado, seguridad, vialidades, transportes, gas, combustibles, desechos sólidos y otros servicios elementales hemos pasado a servicios que hacen más confortable y funcional la operación de las ciudades como las señales de radio, de televisión, de la comunicación satelital, del Internet, de las transacciones interbancarias cibernéticas y de muchos otros servicios que globalizan la vida de las sociedades.

En este contexto, los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, además de que continúan siendo el pilar y la columna vertebral del desarrollo y crecimiento económico de las ciudades, requieren igualmente situarse al mismo nivel de las empresas privadas, en cuanto a organización y crecimiento.

Desde siempre el servicio de agua potable ha tenido una influencia marcadamente negativa de parte de la actividad política.

El arcaico axioma de “el agua no se le niega a nadie” sigue teniendo vigencia en nuestros días y la contrapropuesta “Dios da el agua pero no la entuba” no ha podido rebasar la supremacía del primero.

El aspecto económico es el talón de Aquiles de la inmensa mayoría de los organismos operadores de estos servicios.

La cultura del “No Pago” domina en casi todas los estratos sociales, creando un círculo vicioso: el público no paga y el servicio es malo y como el servicio es malo, el usuario no paga. Las tarifas no reflejan los costos reales del servicio. Estas están por debajo de los costos de producción, manejo, comercialización y administración del servicio.

Los costos del servicio son distribuidos de manera desproporcional entre las diferentes categorías de usuarios, tanto por el tipo de uso que se da al agua: comercial, doméstica, industrial, como por los volúmenes de consumo, de manera que el costo del servicio es pagado por los usuarios comerciales e industriales, dado que los domésticos se encuentran subsidiados y pagan cuotas muy por debajo de los costos de producción del servicio, lo que constituye una inequidad que pretende cobijarse bajo el concepto de la justicia social.

Es inconcebible que el importe de solamente dos cajetillas de cigarros basten para pagar el consumo de agua de una familia de 5 personas durante un mes; que el importe de un refresco de un litro, consumido durante una comida de una familia de 5 personas, baste para pagar el consumo de agua de esa misma familia durante 4 o 5 días; el costo de una botella de agua de 500 ml. Puede pagar el consumo de agua entubada de una familia durante dos días, para bañarse, lavar ropa, limpieza de la casa, uso del sanitario y demás servicios domésticos.

Los organismos operadores tienen grandes deficiencias en su organización: por un lado tienen deficiencias en cuanto al número de personas que efectivamente trabajan y producen eficientemente, mientras que, por otro lado, se tiene exceso de personal en áreas poco productivas.

El personal, en su inmensa mayoría, no tiene la capacitación necesaria para desempeñar eficientemente sus funciones. Frecuentemente no tienen claro cuales son sus funciones y/o no saben desempeñarlas con eficiencia. El organismo no tiene el equipamiento necesario y suficiente en cuanto a herramientas, equipos menores, maquinaria mayor, equipos de transporte, materiales , mobiliario de oficina, equipos de oficina, sistemas de operación automatizada, sistemas de computo y control digital, programas de computadora para la operación de las funciones de cobranza, facturación, procesamiento de lectura de consumos, archivos electrónicos del censo de usuarios, inventario de equipos, historial del personal y muchas otras actividades que frecuentemente se realizan de manera convencional.

Los organismos operadores requieren adecuar y depurar su estructura organizacional. Conocer las habilidades, capacidades, preparación académica de su personal y asignar funciones acordes con sus características y condiciones. Requieren también modernizar sus sistemas informáticos de control y administración.

Para mejorar y hacer más eficientes sus operaciones administrativas en almacenes, nóminas, contabilidad, adquisiciones, servicios, inventarios de infraestructura, etc. es indispensable además de la inversión de recursos adecuados la capacitación del personal que participa en esas áreas.

A todo lo anteriormente citado debe de agregarse lo indispensable que es la capacidad de gestión por parte de los directivos de primer nivel para aprovechar los diferentes programas que disponen de recursos para el mejoramiento de la eficiencia del sector de agua potable, no solamente en el ámbito federal, sino también en las organizaciones no gubernamentales que tienen programas de apoyo a los organismos.10940593_366139863570404_5540790821391466724_n

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s