Querencia: Manteniendo un paraíso

QUERENCIA

“Querencia,” en el habla popular mexicana, significa el lugar donde alguien se cría; el lugar de sus recuerdos, sus afectos, por tanto, el lugar donde alguien se siente seguro. El sentido de ese cúmulo de afectos que es la querencia aparece explicado en esta estrofa: “dicen que me han de quitar / las veredas por donde ando: / las veredas quitarán / pero la querencia cuándo.”La Academia Mexicana de la Lengua

Durante siglos, la punta de la península de Baja California ha ofrecido un lugar donde la gente se siente segura: antiguas culturas indígenas, conquistadores españoles, misioneros, piratas británicos ú holandeses; Y hoy en día, los buscadores de lujo y comodidad de todo el mundo. Para cada uno, la región de Los Cabos, representa un lugar en donde recobrar fuerzas y sentirse como en casa. Sus querencias.

Durante la mayor parte de su existencia, San José del Cabo y Cabo San Lucas, eran pueblitos llevando una existencia solitaria a miles de kilómetros de la civilización. La montañas, el desierto y el áspero entorno hicieron a los pueblos casi inaccesibles, excepto por mar.

Hoy en día, unos dos millones de turistas llegan a su aeropuerto cada año. A ellos se suman los jubilados que buscan una nueva vida. La realeza de Hollywood en busca de privacidad. Las personas más ricas del mundo en busca de un nuevo trofeo para agregar a sus portafolios de inmuebles internacionales.

Es aquí–donde las montañas caen perezosamente en la convergencia azul celeste del Océano Pacífico y el Golfo de Cortés— que han encontrado el destino de su “querencia”.

Muchos de ellos buscan lo mismo: Un lujoso oasis en el desierto. Y los desarrolladores han respondido con algunas de las comunidades lujosas más exclusivas de México–como Querencia–que abarcan 32 kms de carretera, un lugar conocido como “El Corredor”, que conecta el ambiente del Spring Break, en el renombrado puerto deportivo de Cabo San Lucas, con la vista de calles empedradas, plazas tranquilas y galerías de arte de San José del Cabo.

Pocos lugares en México presentan los desafíos que enfrentaron los desarrolladores de Querencia en su búsqueda para transformar 728 Has en lotes residenciales de primera sin destruir la naturaleza virgen en sus alrededores.COSTA

Los retos son enormes en una zona donde la infraestructura es tan escasa como la lluvia. A excepción de la electricidad, la infraestructura hidráulica era casi inexistente.

El suministro de agua fue la primera prioridad para Querencia. El Lago San Lázaro, a 24 kms de distancia, es una importante fuente de agua no-potable para la región. Este era conectado por tuberías a una planta de tratamiento de agua construida por su administración.

Pero ese no era el problema más grande.  Anteriormente, la descarga de aguas residuales significaba solamente agua de lluvia corriendo por las montañas y los arroyos antes de salir, a través de los acantilados, hacia el mar. No es lo mismo ahora con hogares de hasta seis cuartos de baño, cocinas de interior y al aire libre, fuentes y piscinas.

Las instalaciones sanitarias de la región son en su mayoría inadecuadas, incluso dentro de las dos principales ciudades de Los Cabos. Las conexiones domiciliarias son casi inexistentes. De hecho, las autoridades prohíben fosas sépticas en cualquier lugar cerca del litoral del mar.

Con la infraestructura adecuada, de aguas residuales, un acre de tierra, en Querencia, se podría llegar a vender por $1 millón de dólares. Sin esta, se vería obligado a permanecer sin desarrollar y, los lotes no tendrían mucho valor. Cuando se instala un sistema de aguas residuales incluso los cactus deben protegerse, así como el resto de la frágil ecología del agave azul y palo blanco.

El alto costo de sistemas de gravedad convencionales

Para la mayoría de los constructores, la solución obvia era un sistema de drenaje por gravedad. Estos son los sistemas de drenaje “tradicionales” y sus orígenes se remontan a los antiguos acueductos romanos. Desgraciadamente, la tecnología que los respalda también tiene siglos de existencia: son sistemas voluminosos que utilizan colectores de gran diámetro y requieren grandes excavaciones para su instalación. Es necesario colocar estos sistemas con precisión y sobre un lecho de material granular a lo largo de una pendiente descendente. Además tienen un alto costo inicial y no son completamente eficientes para el transporte de desechos por su tendencia a producir derrames.

Los sistemas de gravedad convencionales utilizan tuberías de gran diámetro, 70 cm. (24”), la cual requiere grandes excavaciones y afecta el entorno ecológico natural. El terreno montañoso y las pendientes, en Querencia, jugaron vs esta solución, al igual que el frágil ecosistema de la zona.

Cuando menos es más

La solución más viable, concluyeron los ingenieros, era un sistema de drenaje de baja presión (LPS por sus siglas en inglés LowPressureSewer) ya utilizado por otros contratistas en Baja California y autorizado por las autoridades mexicanas. Cuando un proveedor de LPS no pudo cumplir con los estándares de operación y rendimiento de Querencia, E/OneCorporation fue invitado a participar.

“Investigamos en el mercado para encontrar la mejor opción de acuerdo a nuestra topografía y necesidades,” dijo Luís Cordero, Gerente de Desarrollo de Infraestructura de Querencia, ”E/One nos dio la meANATOMIA DE UN LIDERjor solución.”

En los años 60’s, un equipo de ingenieros de General Electric fueron pioneros en el concepto de la red de drenaje de baja presión.  En 1969, EnvironmentOneCorporationabrió sus puertas como una empresa derivada (o sea, un “spin-off”) de G.E, y comenzó la fabricación de bombas trituradoras en 1971.

Hoy, después de 44 años de experiencia, E/One ha suministrado cerca de 500,000 bombas trituradoras desde su fábrica en Niskayuna, Nueva York, la sede. Es actualmente la mayor base instalada de colectores de baja presión en el mundo. E/One brinda servicio de drenaje de baja presión (LPS) a más de un millón de usuarios finales diarios, en más de 40 países y en casi todos los continentes.

Environment One ha obtenido una excelente reputación por diseñar una bomba trituradora altamente eficiente y confiable. La cuál es la parte medular de los sistemas de drenaje de baja presión, segmento en que E/One es el líder mundial.

Ingeniería de los sistemas de baja presión: desafiando la ley de la gravedad

La belleza del sistema de drenaje de E/One es que, como ningún otro sistema de drenaje central, desafía a la gravedad; permitiendo tener una instalación que pueda seguir el contorno natural del terreno, minimizando los problemas de instalación. Esto lo hace ideal para todos los entornos y todo tipo de superficie (liso, húmedo, rocoso o con pendientes).

La instalación requiere solamente de una zanja poco profunda, ya que la tecnología
ofrece opciones, amigables al ambiente, donde tuberías de 2” y 4” son usualmente utilizadas. A diferencia de sistemas de drenaje por gravedad, que pueden utilizar tuberías de 24” y requieren de excavaciones profundas, el sistema de LPS de E/One se instala fácil, y económicamente,  sin causar daños graves al paisaje natural.

La solución de E/One encajó perfectamente con los requerimientos del mapa topográfico de Querencia;dando la libertad de llevar la red de alcantarillado a cualquier punto del desarrollo, sin límites por los obstáculos habituales.

El sistema de drenaje no tiene que seguir una línea recta descendente: Un  LPS de E/One puede traer como consecuencia la disponibilidad de más área vendible para los desarrolladores, ya que las tuberías pueden quedar escondidas a través de bosques, alrededor de rocas decorativas, a lo largo del borde de un acantilado y ajustándose  incluso a las caídas y elevaciones de arroyos y colinas.

Q  - Pool 10

El LPS recorre el agreste terreno de Querencia; del tranquilo barrio El Rincón, ubicado en lo alto en las montañas, hacía las áreas de “La Loma” y “La Vista”, un conjunto de lotes residenciales de 1/2 Ha cada uno, ubicado por la ribera del Mar de Cortés. Alrededor del Club de Surf donde la presión que utiliza de la bomba trituradora tiene la capacidad de enviar el drenaje, contra pendiente, desafiando las limitaciones de un sistema por gravedad convencional.

“Podemos desarrollar en diferentes elevaciones que van desde 35 mts a 225 mts, sin importar dónde se encuentra nuestra planta de tratamiento de agua,” mencionó Cordero.

Las estaciones de bombeo —poco más grandes que una lavadora de trastes–tienen incorporada la bomba trituradora, el control del motor por medio de sensores integrados a una compacta unidad, que son de fácil acceso para el mantenimiento.

La bomba trituradora esta basada en el principio de Moineau. Un rotor gira dMOINEAUentro de un estator, creando una secuencia de cámaras selladas. Fabricados con precisión, de acero inoxidable, los rotores mueven el desagüe a través de estas cámaras en un flujo constante, con variadas condiciones desde presiones hidrostáticas negativas a presiones hidrostáticas abnormales.  Girando a una velocidad de 1,725 RPM el motor, de un caballo de fuerza, puede bombear fluidos a través de kms de pequeñas tuberías y con cambios de elevación de hasta 56 mts.

Además, el diseño de la bomba crea una curva de bombeo casi vertical, permitiendo que pasen sólidos pequeños sin atascarse. Gracias a la baja velocidad, en RPM, y a la gran calidad de los componentes, E/One ha experimentado el índice de fallas más bajo de la industria. El tiempo promedio entre fallas, típicamente, es de 8-10 años.

Drenaje en donde quiera

EONE IMAGENPor medio del gran desempeño de la bomba E/One sitios que antes, por cuestiones de costo, no se podían desarrollar se han convertido en desarrollos altamente productivos. Áreas problemáticas tales como terrenos elevados, ribereños o con piedra impenetrable, ahora se han convertido en desarrollos urbanísticos de alto valor.

Para los desarrolladores, el sistema de LPS de E/One se traduce en oportunidades. La oportunidad de desarrollar más lotes dentro de proyectos existentes. La oportunidad de añadir valor para los consumidores durante la venta y en los años venideros. Y la oportunidad de planear nuevos desarrollos en áreas que antes no eran factibles debido a la topografía, restricciones del medio ambiente o costos excesivos. Estos predios, antes desperdiciados, ahora pueden ser incluidos en sus planes de desarrollo

Aunque claro, los bajos costos de E/One también se pueden aplicar a sitios de construcción convencionales.97002_E_One_Span_cvr.5.qxd

En consecuencia, un sistema de drenaje de baja presión (LPS) puede darle factibilidad comercial predios a un precio económico para el constructor. A menudo una gran cantidad de terrenos, considerada inservible, sin una descarga de drenaje debido a la distancia o la topografía del terreno se pueden volver comercialmente viables a un costo mínimo.

Los equipos de E/One han rescatado a millones de dólares en lotes habitacionales, en áreas ambientalmente sensibles, colinas escarpadas, llanuras aisladas, zonas costeras o regiones con altos niveles freáticos, cada lote desarrollado económicamente.10940593_366139863570404_5540790821391466724_n

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s