Capacitación del Personal, en los Organismos Públicos de Agua & Saneamiento

Jpeg

En todas las empresas y organizaciones, el objetivo primordial es la producción de bienes, o servicios, de acuerdo al giro propio de estas. Para el buen cumplimiento de su misión requieren realizar las tareas con eficiencia y oportunidad, por lo que se vuelve una necesidad contar con personal debidamente entrenado.

Las empresas privadas, y de manera muy señalada las trasnacionales, tienen entre sus programas la capacitación de su personal para a) cumplir tareas específicas dentro de la organización. b) lograr productos, y servicios, que obtengan la satisfacción de sus clientes.

Los organismos públicos de agua y saneamiento en México, en su inmensa mayoría, están inmersos en una especie de círculo vicioso; en el que los trabajadores no reciben una capacitación adecuada, por parte del patrón, y éste no la proporciona porque los trabajadores carecen, en su gran mayoría, de la preparación y habilidades técnicas, mínimas necesarias, para desempeñarse en actividades y procesos tecnológicos relacionados con la operación de equipos modernos ligados a la automatización y la Informática.

Como pueden ser, entre otros:

I) Las lecturas remotas con equipos electrónicos. 

II) Los controles administrativos mediante procesos informáticos de captura y procesamiento de datos.

III) La operación de equipos electrónicos para medición de flujos, y concentraciones de compuestos químicos. 

IV) La operación de sistemas de control y equipos electromecánicos.

Las habilidades, y la capacitación, para el trabajo aplica a todas las esferas de la empresa; desde la más alta dirección hasta los niveles de trabajadores de base.

A nivel directivo se deben tomar las decisiones más importantes para la empresa, como serían:

  • La implementación de programas de comercialización y de cobranza.
  • La concientización a los usuarios en el ahorro del agua y en el pago oportuno.
  • Las políticas de operación de la empresa, y en muchas otras ramas que tienen qué ver con el cumplimiento del objetivo como organización.

Por lo tanto es vital que, la alta dirección, cuente con los conocimientos, las herramientas, las habilidades y con la capacidad de análisis, y ponderación, de las variables que determinan las condiciones para la aplicación de programas y políticas.

Jpeg
Sala de Capacitación de Comapa Tampico

Por otra parte el personal base, generalmente sindicalizado, que ejecuta las actividades derivadas de la misión de la empresa, de sus programas y sus políticas, en especial aquel personal que está en contacto con los usuarios, quienes: hacen los trabajos de campo, utilizan herramientas y equipos especializados, manejan sistemas computarizados, y/o quienes ejecutan trabajos peligrosos  para la seguridad de las personas o de las instalaciones de la empresa, de quienes manejan productos peligrosos y/o compuestos químicos que requieren un manejo especial. Todo este personal requiere de capacitación y adiestramiento periódico, que mantenga al personal actualizado, y consciente de la importancia de su actividad, como elemento importante en la producción y como factor de riesgo en la operación de equipos que tiendan a ocasionar daños a quienes no sepan usarlos o lo hagan de manera displicente y/o distraída.

La Ley Federal del Trabajo se ocupa de manera importante del renglón de la capacitación y el adiestramiento de los trabajadores en las empresas.

Establece que “todo trabajador tiene el derecho a que su patrón le proporciones capacitación o adiestramiento en su trabajo, que le permita elevar su nivel de vida y productividad, conforme a los planes y programas formulados de común acuerdo por el patrón y el sindicato o sus trabajadores y aprobados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social”.

No es discrecional, ni solamente lo que el patrón considere conveniente para su empresa. La opinión de los trabajadores es importante, por sí o a través de su sindicato si existe. Inclusive establece, la misma ley, la obligatoriedad de crear comisiones mixtas de capacitación y adiestramiento en la misma empresa, formadas con igual número de representantes del patrón y de los trabajadores.

JpegSe entiende por capacitación a la formación y preparación en el ámbito de la enseñanza-aprendizaje de los trabajadores y por adiestramiento a la enseñanza de habilidades y destrezas para el mejor desempeño de su trabajo (Alfredo Sánchez Castañeda, La Capacitación y Adiestramiento en México, Regulación, Realidades y Retos.- Biblioteca Jurídica virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM).

El inciso F del Artículo 153 de la Ley Federal del Trabajo establece como objetivos de la capacitación y el adiestramiento lo siguiente:

– Actualizar y perfeccionar los conocimientos y habilidades del trabajador en su actividad, así como proporcionarle la información sobre la aplicación de nueva tecnología en ella.

 

– Preparar al trabajador para ocupar una vacante o puesto de nueva creación

– Prevenir riesgos de trabajo

– Incrementar la productividad

– Mejorar, en general, las aptitudes del trabajador.

Este renglón debe ser atendido por el área de recursos humanos de las empresas, quién es la directamente responsable de registrar, para cada trabajador, el conocimiento preciso y documentado de su escolaridad, de su desempeño en el puesto, de su récord de capacitación a nivel personal; mientras que por el lado de la empresa debe hacer una revisión de los programas de capacitación y su cumplimiento, de la programación de los cursos y la asistencia de los trabajadores, de los temas que deben presentarse, y de las necesidades de capacitación en cada una de las áreas de la empresa.

En el día a día de las empresas de agua y saneamiento, específicamente los organismos públicos, las tareas que no son de dirección, o supervisión y control, corresponden al personal sindicalizado y la contratación del personal es a través de su organización sindical. Las diferentes categorías que forman la plantilla de personal muchas de las veces no tienen una descripción detallada de las actividades que le corresponden, de manera que si no se tiene el conocimiento de las actividades que debe cumplir, difícilmente se podrá elaborar un programa de capacitación que pueda cumplir con los objetivos que señala la Ley de la materia. Es imprescindible, entonces, que se cuente con la descripción de puestos para cada categoría.

Es más o menos frecuente que, ante la ausencia de un trabajador sindicalizado, no

Jpegse cuente con un sustituto que tenga la capacidad y las habilidades del que se fue, simplemente porque en la plantilla de relevos que tiene el sindicato no hay alguien con la capacidad para sustituir. Esta es el área de oportunidad que tienen, empresa y sindicato, para elaborar programas que tiendan a preparar cuadros de las diferentes categorías para la cobertura de cualquier tipo de ausencia. Mientras tanto las actividades se ven interrumpidas, disminuidas o ejecutadas a medias por personal que no cuenta con las habilidades que el puesto requiere, hasta en tanto se implementen los programas de capacitación que resuelvan estos problemas que, al final, afectan la productividad o la eficiencia del servicio que se brinda a los clientes o usuarios.

La Ley Federal del Trabajo propone también los métodos y las diferentes opciones que se tienen para brindar la capacitación a los trabajadores, ya sea por conducto de personal propio, instructores especialmente contratados, a través de instituciones, escuelas u organismos especializados o mediante adhesión a sistemas generales que se registren en la S.T. y P.S. Los beneficios de la capacitación del personal son variados:

– Mayor eficiencia y productividad

– Menos pérdidas de horas-hombre

– Mayor satisfacción del cliente o usuario

– Más seguridad del personal y de las instalaciones

– Mejor aprovechamiento del recurso humano

– Menores costos de producción.

Y otros beneficios que impactan, sin lugar a dudas, favorablemente la economía de la empresa o del organismo. Los costos por accidentes de trabajo son demasiado altos e afectan negativamente la economía de la empresa. Muchas veces los accidentes se deben a la falta de conocimiento de la forma apropiada y segura de hacer un trabajo, de utilizar una herramienta, de manejar una maquinaria o de los riesgos que implica el trabajo en sí, por lo que sobrevienen los accidentes, en ocasiones con consecuencias fatales, lo que es doblemente grave, no solo por el costo del accidente en sí, sino por las repercusiones legales, las afectaciones emotivas al trabajador, a su familia y a la dirección misma de la empresa.

La capacitación del personal cuesta, pero se paga sola.gotita a&a

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s