Bosques de Agua

BOSQUE AGUA

Por: Ing. Ángel Velasco Ramírez.

“Si lo que digo encuentra en ti resonancia, es simplemente porque los dos somos ramas del mismo árbol”. / William Butler Yeats.

Uno de los mayores beneficios que nos brindan los llamados bosques de agua, es precisamente este vital líquido. El agua dulce es primordial para todo tipo de vida sobre la Tierra, y los bosques son esenciales para la producción de  esta.

Los bosques filtran y limpian el agua, amortiguan las lluvias fuertes que de otra manera erosionarían los suelos, y mantienen en su lugar la existencia  de los ríos. A su vez, el agua transporta nutrientes disueltos y los distribuye por todo el suelo del bosque. Los bosques actúan como “esponjas”, capaces de recoger y almacenar grandes cantidades del agua de lluvia. Los suelos forestales absorben cuatro veces más agua de lluvia que los suelos cubiertos por pastos, y 18 veces más que el suelo desnudo.

Con sus profundos sistemas de raíces, los árboles son capaces de extraer agua de zonas profundas del suelo.627279__sun-light-at-pine-forest_p El agua se mueve por el árbol y se usa en la fotosíntesis, en el enfriamiento, y en otros procesos de crecimiento. Se evapora, como vapor de agua, desde las hojas. En este ciclo, los árboles son “fuentes de agua” vivientes que redistribuyen el líquido. La humedad, que se quedaría atrapada en forma subterránea si no fuera por los árboles, es liberada a través de sus hojas hacia el aire, donde luego se condensa formando nubes y cae de nuevo en forma de lluvia. Sin árboles que distribuyan esta agua, el clima en muchas regiones sería mucho más seco.

Esta reserva subterránea y constante de agua es liberada lenta y gradualmente por los árboles, ayudando a evitar las inundaciones y sequías estacionales.

La cubierta forestal alrededor de los ríos evita una excesiva erosión e inundaciones. En algunos casos, sin embargo, especialmente en las regiones tropicales, las inundaciones estacionales del bosque es un evento completamente normal y esencial. Estas inundaciones pueden ser enormes, extendiéndose por kilómetros a ambos lados de los cauces normales de los ríos. Ellas han ocurrido año tras año, por miles de años, y el bosque y los animales se han adaptado para sacar provecho de dichas inundaciones.

7783616616_a074e5930b_kPero en la mayoría de los casos, las inundaciones no ocurren siguiendo un modelo predecible. Las operaciones madereras en las cuencas altas pueden originar inundaciones debido a que, cuando se eliminan los árboles, las laderas de las montañas quedan expuestas al sol. Entonces, por ejemplo en regiones  templadas, el deshielo primaveral ocurre más rápidamente, y el exceso de agua llena los arroyos demasiado rápidamente, y el resultado es una inundación.

¿Sabías que la vida de millones de personas dependen de la supervivencia de los bosques?

Aunque no lo vemos, en estos ecosistemas se organiza la vida que bulle en la superficie terrestre y de ellos obtenemos beneficios que nos son indispensables: agua, aire puro, suelos fértiles para nuestros alimentos, madera, carbón y un clima estable, entre otros. A pesar de esto, México está perdiendo cerca de medio millón de hectáreas de bosques cada año, lo cual  pone en riesgo la viabilidad de la vida.

Uno de los problemas que aqueja a nuestros bosques es que las decisiones que los afectan, a ellos y a sus habitantes, muchas veces son tomadas desde el escritorio de los políticos, sin tomar en cuenta la evidencia o lo que la gente piense. “Creemos que la política es de todos y que la Revolución Forestal sólo es posible como producto del consenso y de la inclusión en la toma de decisiones de comunidades forestales, ciudadanía, organizaciones, funcionarios, instituciones gubernamentales y académicos” (Greenpeace).

El Bosque de Agua se niega a morir, en  México.

Entre las ciudades de Cuernavaca, México y Toluca se encuentra el 6a9bb9e2-e769-4e0d-92e7-98448d5a0641“Gran Bosque de Agua”, uno de los bosques más sorprendentes del planeta y que posibilita la vida, no sólo de quienes habitan dentro del mismo sino también de quienes viven en sus alrededores.

Este bosque, que abarca las sierras de Las Cruces, el Ajusco, el Chichinautzin, Zempoala y el sistema Cadera, alberga casi 2 por ciento de la biodiversidad mundial, ayuda a regular el clima y la calidad del aire de la región, produce alimentos y otros bienes. Además, proporciona tres cuartas partes del agua que se consume en la ciudad de México, el total de la que se consume en Cuernavaca, parte del agua de Toluca y abastece a dos de los ríos más importantes del país: el Lerma y el Balsas.

Por todo esto, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) declaró parte de esta zona como una de las regiones terrestres prioritarias para la conservación en México, y la llamó “Corredor biológico Ajusco-Chichinautzin”.

Tras décadas de abandono, el Gran Bosque de Agua busca sobrevivir. Extendido a lo largo de 120 mil hectáreas, provee de agua a más de 30 millones de mexicanos, (una cuarta parte de la población del país). La desaparición de este bosque, que podría ocurrir antes de 50 años si no se le cuida, según advierten expertos, comprometería la sustentabilidad de Cuernavaca, Toluca y el Distrito Federal, ya que el 75 por ciento del agua que se consume en la capital es captada en esta zona boscosa; además de que los ríos Lerma y Balsas nacen, precisamente, en este corredor.

Parque nacional Cumbres del Ajusco Retoq

Un estudio del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de la UNAM, destaca que el costo de reposición de agua de este bosque — traer el recurso de otro lugar para abastecer la demanda actual — se estima en 30 mil millones de dólares.

Desafortunadamente, pese a los enormes beneficios que nos brinda, esta región se encuentra amenazada y está desapareciendo rápidamente. Cada año se pierden 2,400 hectáreas de este bosque, lo que equivale a destruir una superficie de 9 campos de fútbol por día. De seguir a este ritmo, el Gran Bosque de Agua podría desaparecer en los próximos 50 años. La mancha urbana del Distrito Federal avanza sobre este bosque a un ritmo de casi una hectárea diaria durante los últimos 60 años. La existencia de caminos y carreteras ha favorecido la formación de asentamientos urbanos en la región.

Los esfuerzos por conservar las más de 120 mil hectáreas que conforman este bosque, que incluye los parques nacionales de La Marquesa, el Ajusco, el Desierto de los Leones, las Lagunas de Zempoala y el Tepozteco no han podido frenar el incontenible avance de la mancha urbana ni la tala ilegal, principales causas de su desaparición, aunque también son una grave amenaza la conversión del bosque en zonas de cultivo y potreros para ganado, los incendios forestales y la extracción del suelo para su venta.

La desaparición del Gran Bosque de Agua significaría una pérdida irreparable para México y para el mundo. Sin este bosque, se complicaría la existencia de las ciudades de Toluca, Cuernavaca y el Distrito Federal, ya que perderían su principal fuente de agua, entre otras cosas.

El Ciclo Hidrológico: ¿Qué tienen que ver los bosques con nuestro acceso al agua?

Algo elemental: los bosques desempeñan un papel fundamental en el ciclo del agua,  la copa de los árboles frena el agua de lluvia en su caída llevándola lentamente hasta el suelo donde la vegetación y las raíces facilitan su infiltración hacia el subsuelo, ayudando a reabastecer los mantos acuíferos, otra parte del agua es absorbida por los árboles, lo que ayuda a regular la cantidad de agua que brota en los manantiales, para formar, arroyos, ríos y lagos. Otra parte del agua de lluvia regresa a la atmósfera a través de las hojas de los árboles y la evaporación, para formar nubes nuevamente para completar el ciclo.  La mayor parte del agua captada llega hasta los mantos freáticos y los acuíferos subterráneos.   Un bosque bien conservado impide la erosión del suelo y el posterior azolvamiento de los cuerpos de agua, esto último causante de inundaciones y deslaves.

Protejamos nuestro Medio Ambiente. No a la tala inmoderada. No a la deforestación. Hagamos de nuestro Hábitat un Ordenamiento Territorial Sustentable Ecológicamente. Tomemos una postura ciudadana socialmente responsable. Desarrollemos una cultura sustentable inspirada en el  paisaje y ambiente que en esta región de México nos ofrece la naturaleza por medio de los “Bosques de Agua”.gotita a&a

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s