Reordenamiento del Sistema de Distribución de la CDMX

Para cumplir con el Derecho Humano al Agua.

 

1 Introducción.

En nuestro país el Derecho Humano al Agua (DHA) quedó consagrado en el Artículo 4° Constitucional desde Febrero de 2012. Diez años atrás había surgido la Observación No. 15 del Comité de Derecho Económicos, Sociales y Culturales de la ONU con relación a este tema, la cual culminaría con el reconocimiento explícito del Derecho Humano al Agua por la ONU en 2010.

De acuerdo con el texto Constitucional: “Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de La federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines”. Esto significa que el derecho al agua es, en lo sucesivo, un derecho universal, indivisible, inalienable, interdependiente y que se interrelaciona con los demás derechos1.

Estos acuerdos se dan en el marco de los reclamos sociales en distintas partes del mundo, y en particular en los países llamados “en vías de desarrollo”. En México, se alentaban las reivindicaciones de diversos grupos sociales, organismos no gubernamentales, sectores académicos y de investigación que actuaban en “defensa del agua” o en “defensa del agua y del territorio” y en nuevas visiones sobre “gestión sustentable de cuencas”.2 3 4 5 Recientemente, el amparo de una acción colectiva de alcance nacional, logró revertir la iniciativa del gobierno federal para una nueva Ley General de Aguas en la que los procesos de privatización, sobreexplotación de cuencas y acuíferos, el blindaje a las tarifas contra reclamos sociales, el uso indiscriminado para minería y fracking, evasión de responsabilidad por mala calidad del agua y la prohibición de estudiar la problemática del agua, eran temas adversos a una gestión integral y sustentable del agua.6


También te puede interesar:
Fragmentación de impactos mega-urbanos y umbrales hídricos.

 

Resultado de este activismo son los avances alcanzados en todo el país, no solo en el terreno legislativo, sino en saberes y conocimientos en el tema del agua; ello ha permitido elaborar planteamientos alternos –integrales, sistemáticos y congruentes– con la visión que ahora contempla y exige el DHA. Cabe señalar que este avance se da al margen, y muchas veces en contra de la voluntad de la mayoría de las autoridades, que no responden -o lo hacen limitada y sesgadamente- a las peticiones de discusión e información, siendo que el derecho a la información es uno más de los atributos exigidos por el DHA.

Fig. 1 - SITUACIÓN DEL SERVICIO DE AGUA POTABLE EN EL D.F.Bajo el influjo y presión de estos grupos sociales en la Ciudad de México, se han elaborado planes y programas de gobierno de corto y largo aliento 7y8 que aún no se cumplen.

Pese al conocimiento preciso del tema hidráulico desde hace 20 años, el diagnóstico oficial en la actualidad es el mismo; sólo que es aún más grave, ya que los problemas y soluciones de distribución e infraestructura señalados a finales del siglo pasado, simplemente no se han llevado a cabo.

Un estudio comparativo entre lo propuesto en el año de 1997 y en el 2012 confirma lo anterior (Fig. 1 y 2). La diferencia estriba en que, en el año 2015, se planteó que existen evidencias que… “son claros síntomas de un problema grave, creciente, con tendencia hacia una crisis de grandes dimensiones…” 9.Fig. 2 - SITUACIÓN DEL SERVICIO DE AGUA POTABLE EN EL D.F.

Entre 1997 y 2015 el caudal del agua que circula en la red del Distrito Federal pasó de 34.7 m3/seg a 30.5 m3/seg. Este no es sólo un problema del DF. Expertos de las grandes ciudades del país, en un análisis prospectivo integral, coinciden unánimemente en que, para 2030, los temas caracterizados como muy graves en las ciudades mexicanas son el agua, la movilidad y el empleo10 (Fig. 3).

Fig. 3 - GRAVEDAD PREVISTA PARA PROBLEMAS EN EL VALLE DE MÉXICO Y 4 CIUDADES MEXICANASTambién la problemática del drenaje es clasificada como muy grave pero aún sin consenso unánime entre los investigadores. Al respecto, conviene señalar que, en la Ciudad de México, los indicadores de lluvia acumulada siguen en ascenso. Es notable el cambio registrado entre mediados del siglo pasado y la segunda década del siglo XXI. Las estadísticas oficiales de estaciones pluviométricas en la zona de Tacubaya, registraron en la primera mitad del siglo XX precipitaciones entre 700 y 800 mm anuales; 60 años después el registro ascendió Fig. 4 - PRECIPITACIÓN CIUDAD DE MÉXICO 1900-2020hasta 1300 mm/año (Fig. 4).

En este contexto de lluvias cada vez más abundantes, cabe resaltar que, en los registros del 2013, se reportó una precipitación extraordinaria cercana a los 90 mm en sólo 3 horas9. Estos cambios coinciden con un aumento sostenido de la temperatura media en la Ciudad de México de por lo menos 2 grados.

Dada la situación, conviene preguntarse ¿De qué manera se está cumpliendo con el DHA en el Distrito Federal y, particularmente, si en el tema de la distribución del agua se está respetando este derecho?

2. Una revisión inicial a la exigencia sobre la cantidad, calidad, equidad y asequibilidad en la distribución del agua

Se revisa a continuación, de manera general, la problemática de la Distribución del Agua en el Distrito Federal, considerando los criterios de Cantidad, Calidad, Equidad y Asequibilidad exigidos en el DHA y en el Art 4° Constitucional.

2.1 Dotación

En un estudio comparativo de dotación a la población entre 1997 y 2007, se encontró que en casi todas las delegaciones del D.F. el Fig.5 CONSUMO PERDIDAS Y DEMANDA ACTUAL DE AGUA EN EL D.F.caudal disminuyó. Conviene destacar que aquellas delegaciones que sufrieron una menor dotación se localizan Fig. 6.- Dotación de agua por Hab dia 2008en la periferia de la ciudad, en donde la población aumentó. Sin embargo, el notable diferencial entre delegaciones es similar en el período analizado. A manera de ejemplo se comenta que la delegación que mayor dotación acusó en 1997 fue Cuajimalpa con 686 lt/hab/dia y la de menor cobertura fue Iztapalapa con 269 lt/hab/dia7, es decir cerca del 40 % de la primera. Para 2007 las cifras extremas fueron 525 en Cuajimalpa y 177 lt/hab/dia en Tláhuac11 (Iztapalapa registró 238 lt/hab/dia), tan sólo una tercera parte en comparación con Cuajimalpa (Figs. 5 y 6).

 

También al interior de las delegaciones existen diferencias. En Iztapalapa, por ejemplo, se encuentran zonas con tandeo y dentro de ellas, zonas críticas de tandeo (Fig. 7 y 8). En similar situación se encuentran otras delegaciones en términos de una distribución diferenciada entre colonias.

Fig. 8 - Zonas críticas con tandeo en Iztapalapa

Independientemente de las razones topográficas o de las zonas de llegada del agua Presentación de PowerPointen bloque desde el Estado de México (Lerma o Cutzamala) llama la atención que a lo largo de varias décadas no se hayan realizado los ajustes técnicos para corregir esta desigual distribución.

 

 

Fig. 9 - EVOLUCIÓN DE LA DOTACIÓN DE AGUA EN EL D.F.Seguramente que esta disminución generalizada en casi todas las delegaciones obedece a la reducción en el caudal que circula por la ciudad. En efecto, según información oficial, en el año de 1997 el caudal de agua era de 34.7 m3/seg., mientras que en 2015 es de 30.5 m3/seg. (Fig. 9), o sea 4.2 m3/seg menos, una reducción significativa si se toma en cuenta que en este periodo la población pasó de 8.57 millones a poco más de 8.85 millones, cerca de 300 mil habitantes más.

SACMEX indica que en la Ciudad de México 81.5% de la población recibe agua todos los días8. Pero más de 1.5 millones de personas reciben agua con el llamado método del tandeo, es decir en forma discontinua10, con variaciones para la falta de agua desde un día por semana hasta períodos mayores a una semana (Fig. 10).

Fig. 10 - Regularidad en el servicio de agua (días por semana)En las cifras anteriores no se contabilizan aquellas colonias o zonas que sufren baja de presión en la red durante el día, por lo que en cada jornada dejan de recibir el agua en ciertos horarios.

Esto obliga a tener una clasificación oficial de zonas en donde existen condiciones para autorizar el servicio de agua potable. Sin embargo, el criterio para otorgar las llamadas factibilidades hidráulicas es muy puntual y no contempla efectos de mayor complejidad en el mediano plazo, como es la necesidad de mayor disponibilidad de agua cuando esta va a la baja. Esto puede impactar poblaciones vecinas y los problemas de regulación de presión para evitar alzas en otros tramos que impliquen mayor producción de fugas. En las condiciones actuales, una mayor demanda de agua implica además incremento en la sobreexplotación del acuífero y mayor gasto energético para su extracción.

Con el criterio actual es posible lograr factibilidad a costos: económicos muy elevados, pero los ambientales y sociales son aún mayores.

2.2 Fugas

Un problema que subyace a la menor dotación de agua, es el de las fugas. En 1997 la ex DGCOH reportó que el índice de fugas era de 36%7, en 2014 SACMEX planteó que es de 41.4%8 (Fig. 11).

Fig. 11 - Pérdidas reales de agua por volumen producido.

Existen sectores en los que este indicador supera el 57% lo que plantea un problema creciente de gran ineficiencia en la operación. Este problema, se origina por una infraestructura de distribución obsoleta; por la antigüedad de la tubería (Fig. 12) y tomas domiciliarias, y por las deformaciones inducidas por tráfico y hundimientos en el subsuelo.

Si no se invierte en la renovación de la red, su deterioro se tornará cada vez más crítico y la Presentación de PowerPointcapacidad de distribución de agua disminuirá. Está por demás señalar las grandes pérdidas ambientales, financieras y energéticas que esto significa.

Los más de 13 mil kilómetros de longitud total de la red, alcanzan ya una antigüedad cercana a los 50 años, muy superior a la llamada “vida útil” que se sitúa en 25 años. El Plan Maestro de Agua Potable 1977-2010 proponía desde aquel entonces la renovación de 4 mil km de tubería7. En los años recientes se han atendido 26 mil fugas anuales en promedio en la red y tomas domiciliarias. En el periodo 2003-2011 se renovaron 1,200 km de tubería8, menos del 10% del total.

En el año 2007 el SACMEX renovó de manera extraordinaria más de 440 km de red secundaria8. Esto indica que técnica y financieramente es posible enfrentar en el mediano plazo (en unos 10 años) la renovación de una tercera parte de la red más deteriorada. Existe experiencia en grandes ciudades que indica que es posible reducir fugas en 10 puntos por lo menos12. En la Cd. de México se requiere invertir unos 12 mil millones de pesos, lo que equivale a 1,200 millones de pesos por año a partir del 2015. Con esto podría esperarse una recuperación de unos 3 m3/seg, caudal que significa la aportación de unos 80 pozos. Además de dejar de bombear en varios pozos, se contribuiría a la recuperación del equilibrio hidrogeológico del subsuelo, otra parte se destinaría a fortalecer el abastecimiento de la población, o bien a disminuir el gasto de importación de cuencas vecinas. Obviamente, cualquier medida debe considerarse en un programa integral de mayor amplitud.

Resulta evidente la necesidad y la urgencia de llevar adelante un programa de sustitución y renovación de la red, sobre todo en aquellas colonias de mayor antigüedad y en donde los reportes de fugas resultan ya difíciles de atender por su excesivo volumen. Esta rehabilitación debe darse, de acuerdo al mandato de la Constitución, bajo la vigilancia de la Participación Ciudadana a lo largo del cumplimiento de todo el proceso. Continuará en el próximo número.

sacmex_cazafugas_cayabgotita a&a

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s