Conflicto en el Manglar Tajamar

TAJAMAR ENTRADA

“Un problema que bien manejado por las Autoridades, puede dar a MÉXICO la fortaleza y sabiduría en cuestiones ambientales, hasta el momento perdidas”.

 

El Dilema suscitado en la Zona Turística de CANCÚN, generado por la falta de respeto a la naturaleza, acción evidente y común a nivel nacional, enfrenta a sectores económicos, intelectuales, sociales, mediáticos y gubernamentales en sus 3 niveles. Ello debiera motivarnos para que, encontremos solución al problema en el “Manglar Tajamar”; pues de continuar la dinámica que lleva, agudizará un deterioro social dañándonos a todos.

Disociación: palabra que describe la desconexión entre cosas generalmente asociadas entre sí.

Hoy pareciera que, en muchos puntos del planeta, principalmente en los países en desarrollo, hay una grave disociación entre las leyes urbanísticas y ambientales, por un lado; y por otro, el bienestar de las poblaciones a las que estás leyes debieran proteger.

Para muestra, un botón, lo ocurrido en el Manglar de Tajamar, cuyo conflicto llegó a su clímax en enero 2016, es un ejemplo extraordinario de esta disociación entre lo legal y lo que, al menos para una parte importante de los habitantes de Cancún, representa el bien común.

En México, y Latinoamérica, hemos de buscar que las leyes se respeten, pero este respeto hacia las leyes no debe ir contra el sentido y el bien común. Las leyes que están así, hay que cambiarlas. En esta ocasión, la comunidad de Cancún se movió rápida y efectivamente; utilizando los medios de comunicación, las redes sociales y la presión del público para frenar, al menos de manera temporal, un daño irreparable al Manglar. ¡Bien por ellos!


También te puede interesar:

El efecto mariposa que ocasiona el Sargazo

Deforestación: Desamor a nuestro medio ambiente

Bosques de Agua


 

Sintetizando ha de mencionarse que las autoridades en términos generales,

TAJAMAR ANTES Y DESPUEScomunicaron lo siguiente: que lo ocurrido en el Manglar Tajamar “no constituye un caso de ecocidio ni de devastación ambiental” y que los números presentados por ellos, aparentan ser solamente un porcentaje de 0.04%, muy pequeño que en el Manglar sería el afectado.

Son preocupantes al menos, los siguiente dos puntos.

I.- La sensación de que, por parte de las autoridades no hay una visión global y que de a poco, 0.04% cada vez, eventualmente el daño ambiental será lo suficientemente grave para afectar de manera irreversible. Durante septiembre de 2015, en Agua&Ambiente publicamos un artículo de como el daño que ocasiona constantemente la huella humana al manglar de Quintana Roo, es una de las causas origen de la invasión de sargazo a sus costas.
II.- El Manglar se encontraba “calificado como en un mal estado de conservación” entonces el desmontar ya no lo iba a dañar más.

 

Los problemas que se generan con el crecimiento excesivo de las ciudades, el hecho de que el mismo “sea legal” o “responda a la Norma Oficial”, no siempre garantiza un desarrollo inmobiliario adecuado. Esas autoridades tendrán que determinar, cuándo será el momento indicado para actuar y evitar que tanto Cancún, como Playa del Carmen; sigan creciendo y no poner en riesgo la viabilidad ambiental, económica y social, de estos importantes centros turísticos.gotita a&a

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s