Comisión para la Cooperación Ambiental

140616-sustentabilidad

promueve-cca-empleos-verdes-en

TRES PAÍSES UNIDOS EN LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE QUE COMPARTIMOS

Desde 1994, Canadá, Estados Unidos y México intentan colaborar en la protección del medio ambiente de América del Norte en virtud del Acuerdo de Cooperación Ambiental  (ACAAN).

Nota del Editor: El ACAAN es una buena oportunidad para que los ciudadanos puedan recurrir ante otras instancias internacionales, cuando después de haber agotado las instancias nacionales consideren que sus derechos ciudadanos continúan siendo violentados.

El ACAAN, que entró en vigor al mismo tiempo que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), representa el compromiso de los tres países en favor de que la liberalización del comercio y el crecimiento económico en Norteamérica se acompañen de la cooperación eficaz y el mejoramiento continuo para el desempeño ambiental de cada país.

En términos del ACAAN, se creó la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), organización intergubernamental destinada a apoyar la cooperación entre los tres socios comerciales del TLCAN en la atención de los asuntos ambientales de preocupación común, con especial énfasis en los retos y oportunidades ambientales derivados del libre comercio de la región.

Nota relacionada: Reunión de Paris COP21

Los órganos que constituyen la CCA son el Consejo, el Secretariado y el Comité Consultivo Público Conjunto. El Consejo es el órgano rector de la Comisión y está conformado por los funcionarios federales de medio ambiente de más alto rango de los tres países. El Secretariado brinda al Consejo apoyo técnico, administrativo y operativo. El Comité Consultivo Público Conjunto (CCPC), integrado por cinco ciudadanos de cada país, hace recomendaciones al Consejo sobre cualquier asunto en el ámbito del ACAAN.

La CCA recibe apoyo financiero de los gobiernos de: Canadá, a través de su ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático; los Estados Unidos de América, por medio de la Agencia de Protección Ambiental y los Estados Unidos Mexicanos, mediante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Misión

A través de la cooperación y la participación ciudadana, la CCA contribuye a la conservación, protección y mejoramiento del cumbre grande banderasmedio ambiente de América del Norte. En el contexto de los crecientes vínculos económicos, comerciales y sociales entre Canadá, Estados Unidos y México, trabaja para beneficio de las generaciones presentes y futuras.

El Consejo supervisa la ejecución del Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte y sirve como foro de discusión sobre asuntos ambientales en la esfera del Acuerdo. Se reúne por lo menos una vez al año en un evento que incluye una sesión abierta a la participación ciudadana, con objeto de fijar el rumbo general de la CCA, su presupuesto y actividades. El Consejo puede asignar responsabilidades a comités, grupos de trabajo o grupos de expertos, según lo requiera para cumplir su mandato.

Representantes Alternos

Cada miembro del Consejo designa un representante alterno, dotado de plenas facultades para actuar en cualquier asunto de la competencia de los ministros (o equivalentes) a fin de asegurar la aplicación del ACAAN, lo que incluye la aprobación del plan-programa de la Comisión.

Comité Permanente General

Conformado por un representante de cada país, el Comité Permanente General (CPG) funge como primer contacto entre el Secretariado de la CCA y los gobiernos a efecto de asegurar que se dé seguimiento oportuno a las necesidades del Secretariado en cuanto a información o intervención.

El Secretariado somete a la aprobación del Consejo el programa y el presupuesto anuales de la Comisión, así como propuestas de actividades conjuntas. Además de facilitar la cooperación ambiental mediante sus diversos proyectos, el Secretariado de la CCA prepara periódicamente informes independientes sobre asuntos ambientales importantes y suministra información sobre el estado del medio ambiente en toda América del Norte.

Nota Relacionada: Aprobación del acuerdo de París 2015

También tiene la responsabilidad especial de analizar las peticiones de cualquier ciudadano u organización no gubernamental sobre omisiones de una parte en la aplicación efectiva de su legislación ambiental. Encabezado por un director ejecutivo nombrado por el Consejo, el Secretariado cuenta con personal profesional de Canadá, Estados Unidos y México para la realización de sus actividades.

El Secretariado tiene su sede en Montreal, Canadá, y una oficina de enlace en la Ciudad de México.

PARTICIPACIÓN PÚBLICA Y TRANSPARENCIA

La participación pública y la transparencia son elementos fundamentales para el funcionamiento de la CCA.

Los siguientes textos presentan las directrices de la Comisión para la realización de consultas públicas con el apoyo de su comité consultivo público, así como el marco, la filosofía subyacente y los mecanismos que permiten llevarlas a cabo en forma eficaz.

Acerca de las peticiones públicas

Directrices para la presentación de peticiones relativas a la aplicación efectiva de la legislación ambiental conforme a los artículos 14 y 15 del Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte.

Marco para la participación ciudadana

Dada la importancia de la participación ciudadana en la conservación, protección y mejoramiento del medio ambiente, la CCA debe aplicar mecanismos apropiados para difundir la información pertinente, así como realizar una labor de sensibilización y consulta entre los ciudadanos de América del Norte respecto a las actividades de sus tres componentes: el Secretariado, el Consejo y el CCPC.

Directivas para la consulta pública

El Comité Consultivo Público Conjunto (CCPC) realiza consultas públicas: reuniones organizadas en las que los ciudadanos tienen oportunidad de expresar su opinión sobre asuntos dentro de la esfera del ACAAN, contribuyendo con ello al proceso de toma de decisiones al respecto.

Actividad reciente del Secretariado de la CCA respecto de peticiones sobre aplicación efectiva de la legislación ambiental.

Montreal, a 4 de marzo de 2016. El Secretariado de la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) emprendió acciones en relación con tres peticiones que atañen a México: presentó al Consejo de la CCA un proyecto de expediente de hechos relativo a dos proyectos de infraestructura de gas en México; solicitó una respuesta de México respecto de aseveraciones sobre el manejo de residuos de TV analógicas, y determinó la necesidad de presentar una petición revisada en el caso Quema de residuos agrícolas en Sonora.

Humedales “Lag. de Cuyutlán” Manzanillo Colima

Estero Palo Verde, Laguna de Cuyutlán 3
Humedales “Lag. de Cuyutlán” Manzanillo Colima

Resumen del asunto referido en la petición:

Los peticionarios aseveran que México está omitiendo la aplicación efectiva de su legislación ambiental con respecto a la protección de la Laguna de Cuyutlán, Manzanillo la cual -de acuerdo con los peticionarios- representa el 90 por ciento de los humedales en el estado de Colima y es el cuarto humedal más grande en ese país.

Asimismo, aseguran que las autoridades locales de Manzanillo modificaron el programa de desarrollo urbano de ese municipio, cambiando la zonificación de turística-ecológica a industria pesada, lo que —aseveran— es una violación a los criterios ecológicos del programa de ordenamiento ecológico de la Laguna de Cuyutlán.

En la petición se confirma que las autoridades mexicanas, indebidamente, otorgaron las autorizaciones en materia de impacto ambiental a dos proyectos de infraestructura: el primero, para una terminal de regasificación de gas natural licuado (GNL) promovido por la Comisión Federal de Electricidad y el otro para una planta de almacenamiento y distribución de gas licuado de petróleo (LPG) promovido por la empresa Z Gas del Pacífico. Los peticionarios afirman que durante el proceso de evaluación de impacto ambiental no se hizo un análisis adecuado en conformidad con la legislación ambiental aplicable.

Manejo de residuos de TV analógicas
Resumen del asunto referido en la petición:

En la petición presentada por varias personas y ONG’s en México, se afirma que si bien millones de aparatos de televisión se están desechando como resultado del llamado “apagón analógico” —el proceso de conversión que da fin a la transmisión analógica de televisión para dar paso a la tecnología digital—, no se está instrumentando un plan de manejo conforme a la legislación ambiental en México. Los Peticionarios sostienen que el Programa Nacional para la Gestión Integral de los Televisores Desechados por la Transición a la Televisión Digital Terrestre “no es preciso, suficiente, adecuado a la realidad, efectivo ni congruente con los tiempos apropiados para su implementación”. Los Peticionarios afirman también que las autoridades gubernamentales no están dando lugar a la participación ciudadana, y aducen una falta de coordinación entre los órdenes de gobierno, junto con falta de información a la ciudadanía y recursos insuficientes para operar el programa. Señalan, además, que el centro de atención telefónica del programa no está funcionando (“no contestan”).

Se asevera en la petición que México está incurriendo en omisiones en la aplicación efectiva del Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación, así como de disposiciones establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, y su Reglamento, y la Norma Oficial Mexicana NOM-161-SEMARNAT-2011.

Quema de residuos agrícolas en Sonora. Resumen del asunto referido en la petición:

QUEMA AGRICOLA

El Peticionario asevera que México está incurriendo en omisiones en la aplicación efectiva de su legislación en materia de cambio climático y calidad del aire y, específicamente, en lo relativo a la quema de residuos agrícolas. El peticionario, un residente en México, asevera que cada año se queman aproximadamente 100 toneladas de residuos agrícolas, generados en casi 13,000 hectáreas de tierras destinadas a la agricultura, ubicadas en las inmediaciones de Caborca, Sonora. El peticionario sostiene que la quema, efectuada tras la cosecha de espárrago, genera contaminación; señala, además, que el asunto ya se remitió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).gotita a&a

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s