Contingencia Ambiental en la CDMX (2da parte)

CDMX 1

Por Staff de agua&ambiente

Desde la publicación de la primera parte de este artículo (Agua&Ambiente mayo 2016), la Comisión Ambiental de la Megalópolis, o CAMe activó nuevamente, en cuatro ocasiones durante el mes de mayo, la Fase 1 de Contingencia Ambiental en la Ciudad de México. Con estas cuatro nuevas incidencias, en total, este año se ha superado en 7 ocasiones el límite establecido para decretar la medida: 150 puntos en el índice de calidad del aire.

Adicionalmente, en el mismo mes de mayo, al menos en un par de ocasiones, el índice de calidad del aire quedó a 2 puntos de lo necesario establecido para activar la Fase 1, es decir que se alcanzaron 148 puntos. En la semana del 9 al 15, se alcanzaron 192 puntos, quedando únicamente a 8 de implementarse la Contingencia Ambiental Fase 2.

LAS GASOLINAS

Nozzle-e1413670977850Por esta razón, se ha puesto sobre la mesa de debate la calidad de las gasolinas disponibles para los automovilistas en la Ciudad de México, así como otras áreas metropolitanas del país. En términos generales, la teoría nos dice que gasolinas con un menor contenido de plomo y azufre, producen emisiones menos dañinas para el ambiente.

La legislación vigente, desde 2008 hasta al menos 2015, se basa en la NOM-086. Esta Norma Oficial Mexicana dictamina que se deberán utilizar combustibles UBA, es decir gasolina y/o diésel de ultra-bajo azufre. Esta legislación aplicó para las tres zonas metropolitanas más grandes del país: La Zona Metropolitana del Valle de México, la Zona Metropolitana de Monterrey, y la Zona Metropolitana de Guadalajara.

El 1 de octubre de 2015, la CRE (Comisión Reguladora de Energía) dio luz verde al anteproyecto de la Norma Oficial Mexicana emergente NOM-EM-005-CRE-2015, que de la misma manera trata sobre las particularidades en la calidad de los combustibles. Esta norma emergente sustituye a la NOM-086.

Aplica para las mismas zonas metropolitanas ya mencionadas, así como algunas zonas fronterizas del norte del país. La norma específica que, a partir del 1 de diciembre de 2015, las gasolinas que se distribuyen deben ser de 30 partes por millón (ppm) en promedio, y de un máximo de 80 ppm en las áreas mencionadasEn cuanto al diésel, se especifica un máximo de 15 ppm de azufre. Para el resto del país el nivel máximo especificado es de 500 ppm. Aunque en principio parece una buena medida, es importante resaltar que esta medida, al estar catalogada como emergente, tiene una vigencia de 6 meses, con una posible prórroga para 6 meses adicionales.

En febrero de este año, el actual Presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció que a partir del mes de abril iniciaría la importación de gasolinas, por parte de toda empresa interesada en hacerlo. A partir de esa fecha, la Secretaría de Energía ha otorgado alrededor de 30 permisos para este propósito.

Esto significa que ya no es PEMEX la única empresa autorizada para la importación, empresa que por cierto, produce únicamente alrededor del 40% de la gasolina utilizada en el país, cifra que ha continuado cayendo en los últimos años. Relacionado a esto, en épocas recientes, representantes del medio ambiente, así como de distintos gremios empresariales, se reunieron para fijar los nuevos estándares de calidad de las gasolinas a importar.

LA RESPUESTA DE LA SRE

Tanto el titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, así Captura de pantalla 2016-06-06 a la(s) 18.06.45como el titular de Petróleos Mexicanos PEMEX, José Antonio González Anaya, afirmaron que México no importa gasolina desde China, como se ha rumorado recientemente, y que de hecho el 90% de la gasolina importada, proviene de los Estados Unidos Americanos. También, que la cantidad de azufre en la gasolina utilizada es de la misma calidad que la utilizada en el estado de Texas, es decir de 30 ppm.

LONDON CONGESTION CHARGE ZONE 

London_CCZ

El impuesto se llama London Congestion Charge, y se aplica a casi todos los vehículos que deseen transitar de lunes a viernes, de las 07:00 a las 18:00 hrs, por la zona central de la ciudad, denominada Congestion Charge Zone (CCZ). Tiene vigente desde el año 2003 y es una de las zonas de este tipo más grandes en el mundo. El costo del impuesto o permiso es de £11.50 por día ($315 pesos mexicanos aprox.) y las multas van son de entre £65 ($1,800 M.N.) hasta £195 ($5,275 M.N.). Se implementa utilizando tecnología de reconocimiento automatizado de placas vehiculares, tecnología de alguna manera similar a la utilizada en las foto-multas de la CDMX.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAObviamente la inversión en infraestructura de transporte público, es algo que no se puede ni se debe descuidar, pues no sólo se trata de restringir el uso de las vialidades a ciertos vehículos, sino de proporcionar alternativas fiables y efectivas para incentivar el desuso de los automóviles de gasolina.

Captura de pantalla 2016-06-06 a la(s) 18.06.11Es evidente que se necesita colaboración de ambas partes; gobierno y ciudadanía. El gobierno debe invertir en transporte público, y realmente incentivar el uso de la bicicleta para viajes cortos, pero esto es difícil si no existe una cultura de transporte alternativo, y de respeto al ciclista. Vaya, no es nada más de poner unos maceteros protegiendo el carril de ciclistas en Ave. Revolución (por ejemplo), sino de que de hecho se pueda utilizar y no esté tapado por automóviles estacionándose “un ratito nada más”, incluidos vehículos de servicios públicos, esto es sin quitarle responsabilidad a los vehículos privados. Quienes hicieran esto deberían ser multados fuertemente pues el impacto que generan se va haciendo más grande, como bola de nieve, aunque al principio parezca que al hacerlo “nada más tantito” no hay mucho problema, pero la gente dispuesta a utilizar la bicicleta para trayectos cortos se la piensa dos veces, al no haber una cultura de respeto al ciclista.

Jpeg

Otro camino firme a la solución, sería un programa de descentralización de la Zona Metropolitana del Valle de México, en donde es común encontrar muchas organizaciones estatales como la Secretaría de Marina, o la Secretaría de Agricultura, que bien podrían estar en otros lugares del país, y que incluso se verían beneficios en el desempeño de dichas secretarías (no sólo en la reducción de emisiones contaminantes) pues podrían estar más cerca de las entidades federativas en donde su presencia física tiene más sentido.

Nota relacionada: Fragmentación de impactos mega-urbanos y umbrales hídricos.

Son irrefutables los efectos que factores climáticos como la falta de viento y lluvia ejercen sobre la concentración de contaminantes en la Ciudad de México. Las altas temperaturas son también perjudiciales para la dispersión de dichos contaminantes. Captura de pantalla 2016-06-06 a la(s) 18.05.37Sin embargo, es evidente que gran parte de este problema se debe a una falta de sensibilidad de la sociedad en general, incluidos todos sus sectores y el gobierno, aunque la culpa no sea enteramente de este último. Es cierto que tampoco ayuda la falta de planeación sustentable, y que nos sigue faltando un golpe de realidad (que ojalá no nos alcance demasiado tarde) cuyo resultado obvio sería que cambiáramos nuestros hábitos y patrones de consumo.gotita a&a

REGION MAS TRANSPARENTE

Autor: Agua&Ambiente

agua&ambiente es una revista digital mensual y gratuita. Nuestra misión es publicar y difundir información acerca de agua, medio ambiente, cultura ecológica y otros temas relacionados.

Tu opinión es importante. Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s